¿Cómo realizar el diseño de un espacio comercial?

diseño de un espacio comercial
Categoría: Pequeño comercio

El diseño de un espacio comercial va mucho más allá de que sea agradable a la vista, o de que las personas que trabajan en él se encuentren lo más a gusto posible, que también importa. A día de hoy, con las compras digitales en pleno auge, proporcionar la mejor experiencia de usuario es indispensable para conseguir atraer a los compradores hacia un punto de venta físico. Y el diseño es una pieza clave en dicho propósito.

Para lograr los mejores resultados a nivel económico es necesario alcanzar un término medio entre la funcionalidad y el atractivo del interiorismo comercial. Entre saber cómo colocar los productos en la tienda para vender más y mantener un equilibrio armónico que incite a ir al comercio de forma presencial una y otra vez. Y eso es precisamente lo que venimos a contar hoy.

 

¿Qué es importante a la hora de elegir el diseño de un espacio comercial?

El diseño de un espacio comercial debe ir en el mismo tono de la marca, pero suponiendo además un valor añadido a nivel experiencial. Debe ser bonito a la par que funcional. Ordenado a la vez que eficiente. Tiene que, en definitiva, saber sorprender positivamente a la persona que visita el punto de venta, aumentar sus expectativas de lo que va a encontrar una vez se persone en el comercio.

El cliente debe captar de un simple vistazo qué se ofrece en la tienda, pero sin sentirse obligado a tener que comprar por obligación, ni agobiado por una disposición de los productos que incite más a irse que a quedarse en ella.

 

Además, conviene adaptar el diseño de un espacio comercial a lo que se ofrece:

 

  • Si vendemos comida, disponer de un espacio en el que los clientes puedan degustarlas es una muy buena idea.
  • Asimismo, si nuestro producto es ropa, o calzado, debe haber zonas en las que poder probarse las distintas referencias.
  • En caso de ofrecerse distintos servicios, deben quedar visualmente diferenciados para no hacer perder el tiempo al cliente.

 

Eso sí, todo esto sin descuidar en todo momento los elementos de diseño que más vayan con la filosofía del negocio. No es lo mismo ofrecer un servicio tradicional, como comidas caseras para llevar, que una tienda de ropa a la última moda, donde lo más apropiado es incluir elementos de diseño vanguardistas que identifiquen lo máximo posible al entorno con el producto.

 

También hay que tener en cuenta que elementos como la iluminación, la decoración temática e incluso dónde estén ubicados determinados servicios, es importante de cara a obtener la mejor experiencia de usuario posible.

 

Un buen ejemplo de buen diseño de espacio comercial es colocar las cajas junto a la salida y los productos más interesantes del comercio al fondo de la tienda, de este modo estaremos incitando a los clientes a recorrer todo el comercio al menos en dos ocasiones, una en cada dirección.

 

De cómo hayamos ideado el diseño de nuestra tienda dependerá que compren algo más de lo que tenían pensado, y encontrar al final de todo proceso un elemento como Cashlogy herramienta que además de útil para el negocio, agiliza la experiencia de usuario ayudando así sin duda, a dejar el mejor sabor de boca de cara a una próxima visita comercial.

 

Claves para un diseño de local comercial pequeño agradable y eficiente

 

Si el espacio físico del que se dispone no es mucho, toca pensar aún más en las soluciones de diseño para un local comercial pequeño.

Estas son algunas de las mejores:

 

  • Un local comercial pequeño atestado de cosas parece aún más pequeño, puede llegar a generar sensación de agobio a los clientes. Lo mejor es optar por tonos claros tanto para las paredes y el techo como para la decoración, así como por una decoración minimalista.
  • Lo mejor es ir al grano: mostrar lo que se ofrece y llamar la atención lo máximo posible sobre ello.
  • Al jugar con los tonos claros en la ambientación, lo mejor es utilizar colores más llamativos pasa los stands, percheros, estanterías u otros elementos que necesitemos para exponer nuestros productos.
  • El diseño de un local comercial pequeño debe hacer que el cliente se identifique aún más con la marca y sus valores si cabe. Debemos conseguir que se sienta como en casa, que nuestro espacio comercial sea un espacio seguro y amable.

 

Si a todo esto le añadimos un buen análisis de la competencia más cercana para ofrecer todo lo que pueden no estar ofreciendo otros locales, tendremos todo lo necesario para que nuestro camino en el diseño de un local comercial pequeño sea lo más exitoso posible.