Revolución digital: La adaptación constante es la nueva norma (Parte 2)

Categoría: I + D, Pequeño comercio

La era digital ha impactado de lleno el mundo del comercio. Internet, las ventas online, interactuar con los clientes a través de las redes sociales, la migración de la publicidad a canales digitales y la inteligencia artificial han transformado por completo la experiencia de comprar, tanto para los clientes como para las propias tiendas.

¿Sabrías identificar algunos de los factores que están cambiando los patrones de consumo de la sociedad? Nosotros te damos varias pistas:

– Inteligencia Artificial (IA): La IA se considera el siguiente gran paso de la humanidad, al igual que en su momento lo fue el descubrimiento del fuego, la rueda o la agricultura. La aplicación de la inteligencia artificial a un negocio puede transformar por completo tus números, mejorando tus ingresos, reduciendo los gastos superfluos y ayudándote a anticipar eventos inesperados.

– Back up: La tecnología está ayudándonos a mejorar muchos aspectos de nuestro negocio pero, al mismo tiempo, requiere que tomemos precauciones que antes no hacían falta. Tener un sistema analógico a mano por si falla lo digital es imprescindible si no queremos pausar nuestra actividad en un momento en el que se va la luz, falla un ordenador o se cae la conexión a internet. No olvides que debes tener un back up en la nube y, si es posible, otro en un HDD físico.

– Potencia el aprendizaje: Uno de los cambios más grandes a los que nos tenemos que acostumbrar es que durante la era digital nunca dejamos de aprender. Si la generación de nuestros padres y nuestros abuelos solían jubilarse dentro de una misma empresa, ahora es común cambiar varias veces de trabajo a lo largo de nuestra vida laboral y el reciclaje profesional. E incluso dentro de una misma profesión siempre surgen nuevas cosas por aprender (software, herramientas, pluggins, etc).