Gestión de cobros para disminuir el riesgo empresarial

Gestión de cobros para disminuir el riesgo empresarial
Categoría: Otras noticias

Cuando escuchamos hablar de la gestión de cobros de una empresa, solemos centrarnos en el hecho de cobrar una factura, del momento mismo de la transacción económica. Sin embargo, el cobro de una factura es un viaje que damos por hecho que será placentero, pero que puede complicarse.

Hoy, desde Cashlogy, queremos hablarte sobre ello y darte algunos consejos muy beneficiosos sobre la gestión de cobros y pagos que te ayudarán a crecer día a día. ¡Presta atención, esto te interesa!

Qué es la gestión de cobros y pagos

Todos tenemos claro que, para que un negocio sea rentable, independientemente de cuál sea su tamaño o su actividad empresarial, es indispensable llevar una correcta gestión de cobros y pagos. Abonar nuestras deudas en tiempo y forma es indispensable para poder mantener a nuestros proveedores y empleados y que el flujo de trabajo sea óptimo y, para conseguirlo, la gestión de cobros debe ser perfecta. Esta es la única manera de mantener el dinero en constante movimiento y sacar beneficio de ello con nuestra actividad laboral.

Para que nos entendamos: el pago es un deber y el cobro es un derecho, pero ambos son complementarios y fundamentales para que todo marche como debe.

Gestionar los cobros de una empresa de forma adecuada es indispensable para mantener unos niveles de liquidez aceptables que permitan a la compañía iniciar cuantos cambios desee sin limitaciones económicas. Además, esta liquidez es la que permite que las empresas no tengan que recurrir a productos financieros que las ayudan a mantenerse a flote, lo que implica unos gastos extra que disminuyen la rentabilidad de la compañía.

 

Asimismo, la gestión de cobros es clave a la hora de gestionar el cash flow, que junto con la liquidez es lo que nos permite afrontar los gastos principales de toda empresa, como las nóminas, los alquileres, las tributaciones o los gastos en materias primas.

 

3 tips para conseguir una gestión de cobros más efectiva

La teoría sobre la gestión de cobros y pagos está bien, pero hay que saber trasladarla a la práctica para conseguir que sea lo más eficaz posible. Por eso hoy te dejamos 3 consejos para que consigas una gestión de cobros efectiva con la que seguir creciendo sin límites:

 

  1. Generar un informe actualizado de gestión de cobros es una gran idea para elaborar un plan de tesorería fiable. Con él sabrás en todo momento qué dinero entrará en las arcas de tu empresa próximamente y de cuánta liquidez dispondrás a medio/largo plazo. Eso sí, para que un plan de gestión de cobros con Excel sea efectivo hay que ser muy metódico
  2. Facilitar al máximo el proceso de pago a los clientes es vital para cobrar las facturas en tiempo y forma. Añade los distintos métodos de pago a tus facturas, acuerda una fecha de validez para asegurarte una fecha límite de cobro y, cuando sea posible, proporciona planes de pagos ventajosos a los morosos, ¡todo sea porque la gestión de cobros no se resienta!
  3. También es importante disponer de soluciones automatizadas de cobro en el punto de venta como Cashlogy POS 1500. Con ellas te aseguras una mayor eficacia en la devolución del cambio a los clientes, una disminución sensible de las pérdidas desconocidas y una minimización radical en la posibilidad de aceptar monedas y billetes falsificados.

 

Al final, la gestión de cobros afecta tanto al aspecto estratégico de la empresa como a su día a día a nivel físico, en el tú a tú con los empleados y los clientes. Por eso conviene pensar en todas las variables, ¡y atajar cualquier posible problema que amenace la buena marcha de nuestra compañía!